Relevo consumado

Publicado el 14/06/2009
El relevo en la alcadía de nuestro pueblo es ya un hecho. En el último mes hemos asistido a una serie de eventos de especial relevancia en nuestro pueblo: dimisión irrevocable de Justo, carta de despedida, propuesta del nuevo candidato por parte del PSOE y elección de Lorenzo Medina como nuevo alcalde por parte del pleno de Ayuntamiento.

No entrará Vivir Guillena a valorar en este artículo los motivos de la dimisión de Justo porque de eso ya se ha hablado bastante. Lo importante aquí es que se ha producido una renovación y que la renovación, a priori, siempre es positiva, más aún cuando se produce después de 30 años. Y es que, por muy buena fe que se tenga en hacer las cosas bien, la propia sociedad demanda cambios, innovación, creatividad y nuevas fórmulas para ser gestionada, por lo que es inevitable que se produzca un desfase entre los modelos de gestión y la sociedad que se gestiona.

Tampoco entraremos a valorar lo que se ha hecho bien o lo que se ha hecho mal. Es momento ahora de mirar hacia delante agradeciendo a Justo todo lo bueno que ha hecho por Guillena, que lo ha habido, y tratar de enmendar lo mejor posible aquello que no haya sido tan bueno, que también hay bastante. No debemos perder ahora tiempo y esfuerzo en recordar lo que se podría haber hecho mejor, porque lo importante es concentrar nuestro esfuerzo en que lo que se haga a partir de ahora, se haga bien.

En cuanto a Loren y su equipo de gobierno, no sería justo juzgar su trabajo antes de tiempo. De momento hay que dejarlos trabajar. Por mucho que cada cual tenga una opinión formada, es de justicia que tengan su oportunidad de demostrar que lo que promulgan no se va a quedar únicamente en las palabras, sino que se va a reflejar en los hechos y en un modelo de gestión que cuente con el pueblo, con las personas que gestiona.

De todos es sabido que Loren no cuenta de partida con la misma simpatía y apoyo que tenía Justo. Y quizás los que menos lo apoyen sea un sector que algunos llaman “los justistas”. En realidad, ésta es la mejor situación de partida que el nuevo alcalde se podría encontrar, ya que así la valoración que de él se haga en adelante dependerá de él y de su gestión. Si las expectativas son más bajas a priori, haciendo bien su trabajo podrá ganarse la confianza del pueblo. Peor sería entrar con las expectativas altas, porque el simple hecho de mantenerlas ya sería un pesado lastre.

En opinión de Vivir Guillena, el discurso de investidura del nuevo alcalde es ilusionante y los objetivos que se marca muy en la línea de aquello que promulga Vivir Guillena: diálogo entre los partidos, cercanía al pueblo y a sus problemas e inquietudes, explicar el porqué de las decisiones adoptadas, participación de los ciudadanos en la gestión municipal, construcción de una Guillena viva, dinámica y con futuro; en definitiva, conseguir una Guillena mejor. Y es lógico que así sea, ya que ese es el camino del futuro, del bienestar, del progreso y del entendimiento.

Es importante que se escuche al pueblo y se tenga en cuenta su opinión, y en ese sentido es muy importante apoyarse en las nuevas tecnologías, especialmente internet. No todos cuentan con tiempo, voluntad o coraje para asistir a un mitin, o para levantar la mano y aportar ideas en una charla. Pero a casi todos les gusta informarse de las cosas y aportar su opinión si pueden hacerlo desde la comodidad de estar en su propia casa. Prueba real de lo que digo es el nivel de visitas y de participación que ha alcanzado el blog Vivir Guillena.

Internet es una herramienta muy valiosa que nos permite llegar a más gente y, sobre todo, conocer la opinión y cómo respira esa gente que no es la habitual que asiste a los mítines y las charlas, pero que también vota y se preocupa por su pueblo.

En ese sentido, Vivir Guillena seguirá trabajando para conseguir una Guillena mejor, que es su misión. Por lo tanto, aquí estaremos para apoyar lo que se haga bien y para criticar lo que se haga mal; para escuchar al gobierno y a la oposición; para informar de aquello que considere que los guilleneros y guilleneras debemos saber y para que puedan expresarse y opinar María, Pepito, Rocío, Curro, Dolores, Antonio... y así, todos y cada uno de los guilleneros y guilleneras que quieran aportar algo por la mejora de nuestro pueblo.

Por ir terminando, quisiera decir al nuevo equipo de gobierno que esperamos que sepan y quieran escuchar al pueblo y que trabajen duro para conseguir una Guillena mejor. Guillena ya no se conforma con ser comparada con los pueblos que están peor que nosotros, sino con los que están mejor, ése debe ser el espejo donde mirarnos.

Hagamos de Guillena una ciudad de futuro, una sociedad progreso, pero no del progreso de la especulación, de la corrupción o de la ostentación, sino progreso del conocimiento, del deporte, del respeto por los demás, del crecimiento económico sostenible, de la calidad de vida y del amor por la naturaleza.

Ojalá el nuevo equipo de gobierno nos sorprenda gratamente. Mientras tanto, nosotros continuaremos con nuestro trabajo poniendo nuestro pequeño granito de arena para conseguir una Guillena mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada